Cómo puede crecer un negocio huyendo de una decoración de franquicia

barbershop

Cuidado con “matar de éxito” el encanto y la imagen de tu proyecto!!

Seguramente igual que yo, habrás visto cómo pequeñas tiendas o restaurantes llenos de encanto a los que les ha ido bien, al pegar el salto y lanzarse a la aventura de crecer, han dejado lo más especial que tenían en la esquina de la mesa del despacho, olvidado bajo ese plan de negocio que tan buenas perspectivas les promete.

Una de las tónicas en ese proceso de crecer suele ser estandarizar la imagen hasta tal punto que todo lo que había aportado valor al concepto en una fase inicial, se sustituye por plásticos y texturas carentes de identidad, salvo la que se le ha aportado de forma “postiza” al servicio de homogeneizar la marca.

Os decía en uno de mis primeros artículos, allá por noviembre, que crear un concepto es fundamental para cualquier negocio y que, por supuesto, una imagen de marca potente, diferenciada y coherente es esencial para obtener un reconocimiento en el mercado. No, no creáis que he cambiado de opinión, de ningún modo.

Lo que sí defiendo es que se puede conseguir una imagen notoria y diferenciada sin renunciar a la singularidad, a lo especial. ¿Por qué tenemos que abrir locales en serie? ¿Todos con el mismo  patrón y la misma decoración de franquicia?

Os pongo un ejemplo que me parece muy ilustrador:

FellowBarber es una cadena de barberías en Estados Unidos, que ha crecido en base a la idiosincrasia del concepto, respetando aquello que fundó su éxito.

williambsburg fellow barber

williambsburg fellow barber

fellow-barber-salon

fellow-barber-salon

 

barbershop

barbershop

Fellow Barber fué creada por Sam Buffa, un corredor de motos canadiense. Recibiendo los servicios de una barbería cuando competía fuera de su país, pensó en dar forma a un lugar donde se ofreciera un servicio de calidad, al estilo de las barberías de toda la vida y huyendo de pretensiones de salón de belleza, dando servicios de antaño, como podía ser un afeitado a navaja.

Buffa quería reproducir el ambiente agradable de  la barbería como lugar donde los hombres discutirían sobre deporte, política o cultura, mientras que se hacían un corte de pelo o un afeitado de calidad.

fellowbarber otra fachada

fellowbarber otra fachada

FellowBarber-products

FellowBarber products

fellow-barber  sillones

fellowbarber williamsburg

 

Le fue muy bien, y su concepto tuvo tal éxito que, desde 2006 hasta hoy, ya han abierto tres establecimientos en Nueva York y uno en San Francisco, pero… como os decía, sin perder su esencia. Cada uno de ellos conserva su estética tradicional y a la vez diferente a la de los demás, un toque de decoración vintage, una fachada de las que transportan a paisajes urbanos de hace décadas,… todo para dar un sabor especial que rezuma en todos sus rincones la marca FellowBarber pero conservando el calor y la autenticidad en cada uno de ellos.

A la vez, y como buenos hacedores de un Marketing 360º, su web tiene todos los atributos que dan carácter a la imagen FelowBarber y además, disponen de una tienda online de productos relacionados con su negocio. Una “barbershop”.

You must be logged in to post a comment